Previsión meteorológica para Móstoles.

miércoles, 16 de octubre de 2013

La cubierta de nieve del hemisferio norte,más extensa que el año pasado. Posibles consecuencias.

Este año el fresco verano que han tenido en el Ártico,debido a la presencia de bajas presiones en la zona que favorecían baja insolación y temperaturas contenidas,ha marcado un cambio respecto a años anteriores,cuando las altas temperaturas habían llevado la extensión de la banquisa a mínimos. Pues tenemos otra buena noticia, y es que parece que la cobertura de nieve también está bastante mejor que el año pasado.Es de lógica,puesto que el derretirse menos hielo en el Ártico este año,el albedo ha sido mayor en un mayor área en fechas más tempranas,lo cual unido al descenso de la insolación con la llegada del otoño,ha favorecido que las nevadas se extiendan por más zonas.
En primer lugar os voy a mostrar unos gráficos en los cuales aparece la anomalía en la extensión de nieve en el hemisferio norte,Eurasia y Norteamérica en el mes de septiembre:





Si nos fijamos,en las tres gráficas,la anomalía en extensión de nieve es positiva. Pero hay más,en el caso de Eurasia y del hemisferio norte,la anomalía positiva de septiembre es la mayor desde el los años 1997 y 2001 respectivamente. Es decir,en el hemisferio norte hemos tenido en el mes de septiembre más cobertura nivosa que en los 15 años predecesores. En el caso de Norteamérica,más nieve que el año pasado pero sólo hay que irse al año 2008 para encontrar valores similares a los de septiembre de este año.
La cobertura nivosa es importante,puesto que si crece rápido hace que el albedo aumente de forma rápida en la zona donde está,favoreciendo el descenso de las temperaturas pues recordemos que la nieve es una gran reflectora de la radiación solar. Si miramos la gráfica de la variación en la extensión de nieve en el último año (mostrada en porcentaje de área que ocupa la nieve respecto al área total del hemisferio norte),vemos como el crecimiento en este comienzo de otoño está siendo rápido,propiciando esas anomalías positivas en extensión (colores azules de la gráfica de debajo). El año pasado por estas fechas,si nos fijamos,había menos nieve en el hemisferio norte que ahora (de ahí los colores rojos del comienzo de la gráfica de abajo)




Podemos ver mejor donde tenemos más nieve,comparando con la que había el año pasado,mediante imágenes de satélite. En las siguientes imágenes aparece a la izquierda la extensión de nieve y el hielo flotante el día 9 de octubre del año pasado y a la derecha la imagen del mismo día de este año:


En vista polar,vemos como hay más hielo en el Ártico este año y también tenemos más nieve,sobretodo en la zona de Siberia y el N de Alaska.Pero vamos a ver más detenidamente las imágenes,observando primero Eurasia y luego Norteamérica:


En el caso de Eurasia vemos como la diferencia es notable en la zona de Siberia,donde la nieve ocupa un área mayor que el año pasado.Hay más nieve también en las montañas de Mongolia y en el Tibet. También podemos ver como el año pasado los mares siberianos estaban libres de hielo en parte,mientras que este año hay zonas donde el hielo de la banquisa llega hasta la costa.

En el caso del N de Canadá y Alaska observamos como las diferencias no son tan notables en cuanto a la extensión de nieve,si respecto de hielo.Respecto del hielo vemos como el año pasado el paso del NW se abrió,mientras que este año está cerrado. En cuanto a la nieve,en la zona de Alaska es donde se ve que la extensión es mayor respecto al año pasado,así como en el extremo N de Canadá.Algo más hacia el sur,hay algo menos de nieve que el año pasado aunque en promedio,tenemos más.

Así pues,hemos empezado el otoño con bastante más nieve de lo normal en el hemisferio norte,sobretodo en la zona de Eurasia y particularmente en Siberia. ¿Repercutirá esto en la circulación atmosférica? Claro que sí,la nieve modifica el albedo y con ello los flujos de calor.Mayor cobertura de nieve implica mayor albedo y temperaturas más frías en la zona donde tengamos esa mayor cantidad de nieve. En Siberia es donde observamos todo esto,por tanto ese mayor enfriamiento en esa zona propiciará que el potente anticiclón que se forma en esa zona en invierno,este año pueda ser más fuerte y más extenso si la cobertura de nieve sigue aumentando con rapidez. Un gran anticiclón siberiano repercute siempre en la circulación atmosférica,no deja pasar a las bajas presiones del Atlántico al interior de Eurasia, y se tienen que mover hacia el polo o hacia el S de Europa. Dependerá de como se comporten las altas presiones subtropicales en los siguientes meses con lo que pueda pasar y viendo que el Atlántico está más caliente de lo normal,lo más probable es bastante dinamismo de ese centro de altas presiones y por tanto unos meses invernales movidos,con importantes situaciones de bloqueo y un chorro moviéndose por el S de Europa con frecuencia.
Lo seguiremos,una cosa es la teoría y otra lo que pase realmente.Octubre de momento está siendo bastante aburrido en gran parte del país,con una dorsal al E peninsular que no permite a los frentes más que rozar el NW.

8 comentarios:

  1. hola Fobitos, entonces, qué escenario prevés en los próximos meses en nuestro territorio??

    ResponderEliminar
  2. Prever un escenario es complicado,porque estamos a expensas de lo que hagan las altas presiones subtropicales del Atlántico. Quiero pensar que habrá un mayor dinamismo que el invierno pasado,cuando tuvimos fundamentalmente advecciones de NW. Hay además un exceso de energía en el Atlántico debido a que no ha habido mucha actividad ciclónica,y eso también se notará.

    ResponderEliminar
  3. Hola de nuevo Fobitos, no se si me he explicado bien. No me refiero a que si va a ser más frío, más cálido, más lluvioso o más seco. Me refiero que si el vórtice polar se expanderá lo suficiente este invierno como para afectarnos a nosotros.
    Y en cuanto al grado de ondulación del mismo, quisiera saber si será zonal o meridiana. Un saludo y gracias de antemano!

    ResponderEliminar
  4. Hola Fobitos! Serías tan amable de responder a mis dos cuestiones que te hice en el anterior comentario.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. La expansión del vórtice polar depende del contraste térmico entre el ecuador y el polo y este año parece que ese contraste es más fuerte por lo que el chorro debería expandirse al sur con más frecuencia. Esto no quiere decir que nos afecte siempre la parte de las precipitaciones,dependerá también de la configuración del propio chorro:si va de W a E,si va de S a N,de N a S,si se rompe formando BFA...El año pasado por ejemplo lo predominante en invierno fue la circulación de NW.Veremos este año que toca...De aquí a 10-15 días debería haber un parón en el chorro,o mejor dicho,ondulaciones.
    pd: siento la tardanza en contestar,ando muy liado compi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias compañero, se agradece tus argumentos con mucho peso en el conocimiento de la circulación atmosférica. Te sigo casi a diario por aquí.

      Eliminar
  6. He leído por ahí que a mayor calor, más vapor y más nieve. ¿Es eso cierto?

    ResponderEliminar
  7. Lo de a mayor calor mayor evaporación si es así,hay una aceleración del ciclo hidrológico,pero lo de la nieve no tiene porqué.

    ResponderEliminar