Previsión meteorológica para Móstoles.

domingo, 31 de enero de 2016

Un vistazo al Niño de 2015-2016

Si hay un fenómeno por el que se recordará al año 2015,este será el potente Niño que se produjo en el Pacífico,o como me gusta más decirlo, un periodo de ENSO positivo. Digo la palabra ENSO porque lo que la gente llama el Niño (o la Niña), es un fenómeno que en realidad es doble, atmosférico y oceánico. Las siglas ENSO significan el Niño-Oscilación del sur,siendo el primero el fenómeno oceánico y el segundo el atmosférico y ambos están totalmente relacionados aunque los medios solo hablen de uno cuando se refieren a ello.
Este pasado 2015, sobretodo en su segunda mitad y también en el comienzo de este año estamos teniendo ENSO positiva,o lo que es lo mismo,un calentamiento en las aguas del Pacífico ecuatorial. Además,se ha juntado este calentamiento del Pacífico ecuatorial con otro calentamiento en las aguas del Pacífico Norte que es cíclico (la PDO,de la que hablaré en otra entrada), por lo que las anomalías de temperatura en ese océano se han disparado. Si además tenemos en cuenta que el Pacífico es el océano más grande de la Tierra,ocupando la mitad de su superficie,está claro que los efectos se iban a notar en la atmósfera con fenómenos extremos y un año que ha sido particularmente cálido,dicen que el más cálido desde 1880 aunque luego los datos no se ponen de acuerdo.
Volvamos al ENSO y para ello os dejo una animación del fenómeno oceánico,el Niño. En el siguiente vídeo aparece una animación de las anomalías de temperatura en los océanos del mundo desde el comienzo de 2015 hasta el pasado día 28 de enero.

video
Si nos fijamos en el Pacífico y sobretodo en la parte ecuatorial central y oriental, vemos como a partir del mes de abril-mayo se produce un calentamiento en sus aguas,que muestran ya anomalías positivas que poco a poco van a más,alcanzando su máximo en el último mes del año,en diciembre.Desde entonces,se ve como poco a poco las anomalías,aunque siguen positivas,se van debilitando,aunque aun estamos con Niño. En el Pacífico ecuatorial occidental,en la zona de Indonesia,aparecen sin embargo anomalías de temperatura negativas,algo normal en los años de Niño.Se puede apreciar también esas aguas más calientes de lo normal debido al ciclo positivo de la PDO en el Pacífico norte (algo similar a la AMO del Atlántico) y como cambian las extensiones de ambas banquisas con el paso del año.
Cuando tenemos Niño o Pacífico ecuatorial central y oriental más caliente de lo normal, las altas presiones que suele haber en la zona oriental de este océano se debilitan y lo contrario pasa con las bajas presiones de Indonesia y el N de Australia. Esto ocasiona un cambio en las condiciones normales meteorológicas, apareciendo sequías en Indonesia y N de Australia y lluvias fuertes en zonas donde normalmente no llueve como la costa de Perú. En el siguiente mapa aparecen las anomalías de presión a nivel del mar a nivel mundial desde el mes de junio hasta diciembre, apareciendo lo comentado anteriormente:

Anomalías de presión a nivel del mar desde el 1 de junio al 31 de diciembre de 2015

En el mapa anterior,se pueden ver también más anomalías en otras zonas del mundo,y algunas están relacionadas con el Niño,pero también dependen de otros factores que hacen que esa correlación sea bastante más compleja.
Otra variable que altera mucho el Niño es el agua precipitable. El calentamiento del océano provoca que la masa de aire que tiene por encima pueda contener mucho más vapor de agua antes de condensar. Con el Niño,tenemos aumentos importantes de agua precipitable en el Pacífico central y oriental ecuatorial y descensos en la parte occidental:
Ya veremos si este Niño de 2015 es el más fuerte desde que hay datos,aunque por datos parece que no. Os dejo los valores trimestrales del índice ONI del niño de 1997 y los de el pasado 2015. A falta del dato de noviembre-diciembre-enero,parece que el de 1997 sería algo más fuerte:

1997
-0.5
-0.4
-0.2
0.1
0.6
1.0
1.4
1.7
2.0
2.2
2.3
2.3
2015
0.5
0.4
0.5
0.7
0.9
1.0
1.2
1.5
1.8
2.0
2.3

Esto lo podemos ver comparando los máximos de anomalía de temperatura que se dieron con cada uno:

Aquí tenéis al de 1997,cuyo máximo fue entre noviembre y diciembre:

Y el Niño de 2015,con su máximo en diciembre:

Los dos son Niños muy fuertes,pero el de 1997 gana claramente al de 2015.
¿Qué pasará en los próximos meses? Pues según las predicciones el Niño,o mejor,la ENSO positiva, irá poco a poco debilitándose, llegando a condiciones neutras o cercanas a la neutralidad ya de cara al verano, sobretodo el final del mismo,aunque depende de la zona. ¿Que es esto de las zonas? Para facilitar el estudio y también la predicción,se divide el Pacífico ecuatorial en trozos o zonas, para cada una de las cuales se hace una predicción propia:

Y estas son las predicciones estacionales para las diversas zonas:




Como se puede ver,en todas las zonas se ve como el Niño o la ENSO positiva irá debilitándose claramente, acercándose a valores neutros de cara al verano,incluso a valores negativos en la zona del Pacífico oriental (región 1+2). Evidentemente, igual que con todas las predicciones,a cuanto más plazo nos vamos, más dispersión hay entre las distintas predicciones. Iremos siguiendo las mismas para ver como evolucionan. Viendo el archivo histórico, tras Niños potentes han venido Niñas,es decir, el fenómeno contrario. Así sucedió en 1972 y 1997, los últimos Niños en los que el índice ONI alcanzó el valor de 2.0.

3 comentarios:

  1. GRACIAS POR TUS APORTES, SE APRENDE MUCHO. ME LLAMA LA ATENCION EN LOS MAPAS DE TEMPERATURA QUE EXPONES, QUE EN EL 1997, AÑO QUE SI LLOVIO BASTANTE PARECE QUE HAY UNA ZONA MAS TEMPLADA AL SUR DE GROENLANDIA, EN COMPARACION CON ESTE DEL 2015, PODRIA HABER INFLUIDO ESE HECHO EN LA MAYOR PRECIPITACION EN ESPAÑA ESE AÑO TAMBIEN CON NIÑO FUERTE? GRACIAS

    ResponderEliminar
  2. Las correlaciones del Niño con la precipitación en la península aun no están muy claras la verdad.¿Pudo influir también esa anomalía que comentas? Puede que sí, aunque esa zona de aguas más frías que hay ahora lleva meses, debido probablemente a la intensa actividad ciclogenética en esa zona del Atlántico.

    ResponderEliminar
  3. La mayoría de Niños están bien correlacionados con anomalías térmicas positivas en la Península, así sucedió con el Niño de 1997 y ahora en este de los años 2015-2016.

    ResponderEliminar